La dislexia: signos de alarma

Por: Silvia Renata Figiacone

Mateo tiene ocho años. Hizo su jardín de infantes con naturalidad y, al llegar al primer año de la escolaridad primaria, comenzó a presentar algunas dificultades para seguir el ritmo en el aula. Sus padres acompañaron mucho el proceso de aprendizaje de la lectoescritura, lo ayudaron con las tareas y lo estimularon de manera frecuente. A pesar de ello, al promediar el segundo ciclo de la escolaridad básica, Mateo aún no leía con la fluidez que lo hacían sus compañeros, y la brecha con ello no parecía disminuir sino aumentar. Hacia fines de la cursada de su segundo año seguía sin leer fluidamente y le recomendaron a sus padres que hicieran una consulta con un psicopedagogo. El diagnóstico surgido a partir de la intervención del profesional fue dislexia, un trastorno del desarrollo del sistema nervioso central que dificulta la adquisición de la lectoescritura.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Mateo tiene buena relación con sus compañeros, es buen deportista y aprende con facilidad todo tipo de información a la que no se accede a través de la lectura. Ese es uno de los signos más característicos de la dislexia: su especificidad. La dislexia es un trastorno específico. Eso quiere decir que solo se afecta la adquisición de la lectoescritura o la resolución de actividades que la involucran (seguir instrucciones escritas por ejemplo); típicamente sin que se afecten habilidades socioemocionales y otro tipo de aprendizajes académicos (como las matemáticas por ejemplo).

Cuando a Mateo se le otorga posibilidad de dar respuesta a las tareas académicas de manera oral, su nivel de rendimiento es mayor al que se aprecia cuando lo hace de manera escrita. Cuando se le leen las consignas responde más favorablemente que cuando las lee él y necesita tiempo extra para terminar las actividades de aula porque es un poco más lento que sus compañeros, su velocidad de procesamiento está disminuida a causa de la presencia de la dislexia.

Pagination

(3 Páginas) | Leer todo
Cargando...

YAHOO CELEBRIDADES EN FACEBOOK